¿Qué tanto valoras tus ojos? Una cuestión de salud visual

Nuestros ojos nos muestran la belleza del mundo. A través del sentido de la vista percibimos colores, volumen, formas, tamaño y distancia. También nos relaciona con nuestros semejantes: nos da información para captar señales del otro: una mirada amorosa o de admiración  o cualquier otra emoción.

Si empiezas a ver borroso, dolores de cabeza después de una jornada laboral, ojos rojos, fatiga ocular, cerramos mucho los ojos porque se tiene doble imagen, arden o se irritan pronto tras de estar por horas frente a la PC o usar los dispositivos electrónicos, el celular o la Tablet, es momento de ir a revisión,  lo que se conoce como salud visual, es decir, la detección temprana y oportuna de un problema visual. Es importante también para reducir riesgos en el trabajo o que tengas un accidente.

Se recomienda visita al optometrista una vez al año.

Lo más adecuado es prevenir daños en nuestros ojos con un examen de la vista. Muchas personas creen tener vista en buenas condiciones: su agudeza visual alcanza a ver perfectamente objetos a una distancia de 6 metros. Pero esto no es suficiente: se requiere un diagnóstico más completo, un examen que consta de varias pruebas: agudeza visual con la tabla de Snellen, prueba de tonometría que mide la presión de los ojos y ayuda para detectar glaucoma. Prueba de dilatación de pupilas, para observar la retina y detectar algún daño y la prueba de campo visual, para medir la visión lateral o periférica. Todas estas revisiones son necesarias para prevenir y/o  detectar padecimientos de la vista.

Lentes de armazón o de contacto: una decisión importante

Una vez que se han realizado estas cuatro pruebas, para problemas de la vista detectados, el oculista recomienda el tipo de lentes más adecuados para corregir astigmatismo, miopía o hipermetropía: pueden ser de armazón o lentes de contacto.

Si se deben usar armazones, hay que elegir el tipo correcto de micas. Además, con ayuda del optometrista, te puede sugerir el tipo de armazón que va más acorde con tu personalidad tomando en cuenta varios aspectos: tu prescripción o graduación de lentes; forma de tu cara y por último considerar el  tipo de trabajo y estilo de vida.

En caso de optar por lentes de contacto, el especialista recomendará qué es más conveniente de acuerdo al diagnóstico: blandos, rígidos, desechables o de uso continuo de acuerdo con tu visión y necesidades.

¡No dejes para después  el cuidado de tus ojos!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*