Pelazo, cuerpazo, rostro y actitud; todo en Soberbia, el nuevo bar

Christopher y Miceli: así se llaman mis dos mejores amigos. Ambos son homosexuales. Pertenecen a ese al 3.6% de las y los jóvenes que se reconocen como gays, bisexuales o lesbianas, según la Encuesta de Valores de la Juventud que realizó el Instituto de Ciencias Jurídicas de la UNAM en 2016. 

Cada quincena días nos reunimos para comer, bailar, ir al cine o lo que sea; el objetivo es reunirnos y platicar sobre la vida. Christopher se enteró que en la Zona Rosa, “La Puri” tendría un hermano o sea, se abriría otro bar con un concepto similar, incluso los dueños son los mismos. 

Y nos lanzamos. La dirección muy conocida por nosotros: Calle República de Cuba 2, Centro Histórico de la Ciudad de México, en la delegación Cuauhtémoc. Había una fila considerable, nos revisaron la credencial y después colocaron el famoso brazalete. 

Adentro el mundo es menos miserable. Las bebidas son riquísimas y a precios muy accesibles. Suena “rostro, pelazo, cuerpazo y actitud” (la rola se llama Masoquista y es de Lorena Herrera). Prendas de colores, besos, caricias, gritos y sudor. 

Este nuevo lugar tiene un concepto singular: es un lugar inspirado en las tiendas departamentales y sus maniquíes, “el nombre alude a la tienda departamental Suburbia, es una especie de sátira a las tendencias de consumo, a las tiendas de ropa y sus maniquíes, solo que un poco más jota’, cuenta Elías, gerente de La Purísima.

“¡Me encanta, soy feliz, me encanta jotear con mis amigas y el concepto está padrísimo!”, dice feliz Miceli. El lugar es un pastiche de joterías, motivos fálicos y luces en una rica combinación de arte (tal vez kitsch) bien planeada y con personalidad.

Soberbia: un lugar para cantar, bailar y darle vuelo a tu alegría.

¡Ábrele tu corazón a este nuevo antro de la CDMX!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*