Déjate Enamorar por Guelatao de Juárez, Oaxaca

Un lugar lleno de Historia

A unos kilómetros del centro de Oaxaca en México, se encuentra un lugar que enamora con su belleza natural, la calidez de su gente y la historia que resguarda entre sus calles. Nos referimos a Guelatao, un pueblo que vio nacer y crecer a uno de los presidentes mexicanos más reconocidos, Benito Juárez

Guelatao es un nombre en lengua zapoteca, que traduciéndolo se conoce como “Laguna del Encanto” o “Laguna Encantada”. Al llegar lo primero que impresiona es la imponente naturaleza montañosa, rodeando al pueblo de grandes miradores, con un clima húmedo característico de la montaña. Guelatao de Juárez te regala mañanas con neblina entre sus calles pero que va desapareciendo conforme el sol se apodera de ellas, también es conocido por la laguna que se encuentra exactamente al centro del pueblo, una laguna que cada año recibe la visita de patos y gansos, aunque algunos deciden quedarse indefinidamente. Esta laguna se ve rodeada por una serie de edificios como el palacio municipal, que entre sus paredes guarda una serie de documentos y cuadros históricos que se encuentran a la vista y dejan dar un vistazo a la vida de Benito Juárez antes de hacer su viaje a la política mexicana.

A un costado de esta misma laguna se encuentra una estatua conmemorativa del presidente mexicano rodeado de sus ovejas, pues cuentan que era ese el lugar que ocupaba el mandatario al cuidar de sus ovejas en su niñez, y a unos pasos de esta se encuentra una réplica de la que fuera la casa de Benito Juárez en su niñez, la cual se ha ido reparando con el paso del tiempo.

Guelatao es un pueblo mágico ubicado en la Sierra Norte de Oaxaca, se encuentra a unos 55 kilómetros de distancia de la capital oaxaqueña, tomando como punto de partida ese monumento hecho en nombre del Benemérito de las Américas, o bien tomando el inicio de la carretera 175 Oaxaca-Tuxtepec. La carretera es montañosa, por lo tanto, esta de subida y con un sinfín de curvas, pero si manejas con precaución el viaje es más que espectacular.

Si deseas llegar por transporte público, puedes tomar un transporte de la línea “Sociedad cooperativa Benito Juárez”, los cuales tardan aproximadamente una hora en llegar, y unos 45 minutos en pasar, estos te dejan en la entrada del pueblo, o bien tomar un taxi colectivo que puedes abordar en el entronque de las carreteras 190-175 y te suben en alrededor de media hora al pueblo.

Si eres un fanático de estos lugares o simplemente quieres conocer más de la historia mexicana no dudes ni un segundo en visitar Guelatao de Juárez, un lugar resguardado por la montaña y parado en el tiempo histórico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*