Para todo mal crema de mezcal; para todo bien también

La versión dulce de la bebida que del maguey brota, tu boca lo merece.

El mezcal es una reconocida bebida alcohólica tradicional mexicana, es común que se tome acompañado de frutas como naranjas o limas en rodajas espolvoreadas con un poco de chile en polvo así, se deleita muy a la mexicana. Sin embargo, hay una presentación mucho más dulce de tomar mezcal.

La crema de mezcal, es una versión mucho más sutil del mezcal. Se elabora combinando mezcal con otros ingredientes de sabores muy especiales, azúcar y leche. Es por eso que su consistencia es más espesa que el mezcal.

Cada artesano tiene un modo peculiar de preparar la crema de mezcal. Una artesana nos compartió parte de sus conocimientos, nos comentó que se debe preparar con mucho cuidado para que no entre ninguna bacteria, ya que de lo contrario se puede infectar el producto y por lo tanto, dura menos tiempo en buen estado.

Esta artesana nos comenta que prefiere usar el mezcal reposado de pechuca el que “ya está añejadito” del cual pone sólo el 6% de mezcal para que se pueda disfrutar cada trago de la crema “a manera de que no se pierda uno”.

Nos contó que todos los sabores (piñon, pistache, café, capucchino, coco, crema irlandesa) los prepara con mucho amor y considera que ese es el secreto de su sabor tan especial, además de utilizar los ingredientes de mejor calidad.

Para la de sabor coco extrae la pulpa de la fruta para luego ponerla a reposar con el mezcal, este sabor puede ser licuado con piña natural ¡y se obtiene una deliciosa piña colada!

Una clienta nos comenta que “la de crema irlandesa tomada únicamente con hielos, es la más deliciosa”

 Para la preparación de café, pone a tostar los granos para luego hacer un café muy cargado y aunque sale poquito, el sabor es muy marcado ya en la crema.

Nos aconseja que al comprar una crema de mezcal procuremos tomar la botella que se observa de consistencia menos espesa, entre más liquida significa que tiene menos tiempo de haberse elaborado por consiguiente, nos durará más tiempo.

“Tómese bien frío” así lo indica la etiqueta del envase, recomienda tomarlo lo más frío que se pueda para disfrutar al máximo. Su producto asegura, puede durar a temperatura ambiente tres meses y refrigerado más de medio año.

A esta amable artesana la puedes encontrar durante todo el mes de mayo en el hall del suburbano Buenavista ubicada afuera de la estación de metro, metrobus y suburbano Buenavista.

Si desean cotizaciones o más información pueden localizarla al: 5573709562

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*