¡Cinco tips para encontrar al rommie que todos desean tener!

Nadie dijo que sería fácil compartir vivienda… si ya te estás animando,  no pases por alto las siguientes recomendaciones.

¿Tienes en tus planes compartir departamento? Sin duda, una de las principales razones por las que se elige compartir la vivienda es por el beneficio que se refleja en tu presupuesto, ya que entre más personas se distribuyan los gastos  de renta y servicios, menores serán los costos; aunque si bien es cierto que convivir con otras personas puede ser una gran experiencia, también se puede volver todo un reto al momento de adaptarse, pero nada es imposible.

Si tienes entre los 20 y 30 años, es posible que estés planeando dejar el nidito de tus papás. Retomando datos de un estudio elaborado por Dadaroom  entre estas edades se independizan los jóvenes.

Es por eso que a continuación te enlistamos las cinco principales cosas que debes tomar en cuenta para que tu experiencia siendo rommie sea la mejor:

  1. Primero que nada, elige bien con quién vas a vivir, puede ser familiar, amigo o conocido aunque no siempre es posible, así que tendrás que decidir por alguien que tenga las mismas afinidades que tú para que la convivencia sea lo más armoniosa posible.

Si eres el dueño o encargado de la casa te recomendamos hacer una entrevista a los posibles rommies.

  1. En palabras de la encargada de una casa que lleva varios años con este estilo de vida, “respetar el espacio ajeno, es la regla de oro. Cuando llegas  a cualquier lugar debes saber que el respeto será la base para una convivencia sana; tener consideración por el espacio personal, los de uso común, los horarios y las pertenencias del otro.
  2. Es aconsejable que tengan bien definido un reglamento desde el momento en el que aceptan compartir su hogar, esto evitará malos entendidos y hasta discusiones.
  3. La organización es un secreto importante, pueden tener una división de alimentos, espacios, deberes y horarios. Eso logrará armonía en la convivencia.
  4. El dinero: establezcan un calendario para los pagos del hogar, puede ser un mes uno y un mes otro o pueden fijar un día para entregar mensual, quincenal, bimestral, semestral o como lo decidan el dinero de los servicios y la renta.

Estos tips pueden ser muy útiles, pero cada experiencia es distinta. Lo que es un hecho es que debes estar consciente de que si no te sientes feliz en el espacio en el que vivas, siempre tienes la opción de cambiar de rommie o mudarte.

 ¡Suerte en la aventura!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*