Las cebras que salvan tu vida: ser peatón en la CDMX

Cultura y vialidad

Muchas veces mientras vamos por las calles de la ciudad, lanzamos maldiciones a los automovilistas porque no les importa nuestra integridad pero, ¿sabías que los peatones también debemos cumplir con ciertas reglas para poder funcionar entre todos?

Ser peatón en la Ciudad de México, resulta ser una situación complicada pero menos riesgosa con el uso de las cebras.

¿Qué define a un peatón?

De acuerdo al Reglamento de Tránsito que fue publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, con su respectiva reforma de 2018, un peatón es toda persona que transita a pie o con ayudas técnicas por causas de una discapacidad o movilidad limitada.

También son peatones aquellos que circulan en patines, patineta o algún otro vehículo recreativo, además son considerados peatones todos aquellos menores de doce años que usan un vehículo no motorizado.

Retomando datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede afirmarse que los peatones son la mayor proporción de lesionados o muertos en las vialidades.

 ¿Cuáles son las recomendaciones para evitar estas cifras?

Siempre asegúrate que al pasar la calle exista una distancia suficiente con los automóviles y el tiempo adecuado para llegar al otro extremo sin ocasionar accidentes; para ello es importante que siempre voltees a ambos lados antes de cruzar.

Los pasos peatonales o como comúnmente se les conoce, “las cebras”, son esas líneas blancas pintadas en el piso, que nos indican el lugar adecuado para cruzar alguna vialidad de manera segura como peatón y para los automovilistas. Existen lugares que no cuentan con cebras, en este caso es muy importante que te dirijas a la esquina de la calle para cruzar de manera adecuada.

Procura siempre mantener un contacto visual con los conductores o al menos es importante que prestes atención, ya que muchas veces es fácil distraernos contestando mensa

jes de texto, escuchando música o por ir atendiendo una llamada telefónica lo cual hace que no tengamos precaución.

Hace un mes, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se pintaron unos cruces peatonales de manera diagonal, idea implementada por la Secretaría de Movilidad inspirados en un cruce existente en Tokio. Estas cebras que forman una X, permiten que cruces en diagonal, ya que durante 15 segundos se detienen todos los automóviles.

Aunque ahora se trata de una prueba, esta nueva modalidad de cruce puede significar mayor seguridad para la gente de a pie. Por otra parte, seamos  conscientes de que nuestra seguridad en parte también depende de la responsabilidad con la que andamos por la Ciudad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*