La Central de Abasto como bien Inmaterial de la humanidad ante la UNESCO.

¡Pásele güerita!

La central de abasto se viste de gala este miércoles 13 de marzo del año en curso ya que celebró la firma del convenio para la inscripción “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO” de la mano del Consejo Nacional Cultura gastronómica México (CNCG) que realizaron en conjunto este primer paso para convertir a la Central de Abasto en un Bien Inmaterial de la Humanidad.

En este gran evento se contó con la presencia del presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la cámara de diputados, Sergio Mayer, quien señalo, “La Central de Abasto es sin duda, el patrimonio gastronómico más emblemático e importante de México, es un mercado que nunca duerme y es custodio de la cultura gastronómica de los 32 estados de la república”, recalcando también su importancia histórica comparándola con los mercados de Tacuba y Tlatelolco del siglo XVI.

Añadió “la importancia de conseguir la declaratoria como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad ante la UNESCO para la central de abasto, permitirá el reconocimiento mundial de un mercado que alberga en sus 327 hectáreas una capacidad para recibir 120,000 toneladas de almacenamiento, así mismo, alberga a personas invaluables de la cultura popular mexicana”.

Por otra parte, el Diputado Rubén Terán comento que la central de abasto reúne lo místico del campo mexicano y su diversidad, resaltando la importancia de la declaratoria como bien inmaterial de la humanidad. Destacó la importancia de la reunión de los diferentes lideres de la central con el único fin de firmar y lograr una mejora para este emblemático lugar.

Por su parte, Víctor Hugo Rodríguez Hernández director de la CNCG, afirmo que son más de 5,000 simpatizantes los que buscan el reconocimiento y la importancia que debe de tener la Central de abasto, la cual es reconocida como el mercado más grande del mundo.

Destacó el gran trabajo que realizan los trabajadores y organizadores de la central, puesto que con su esfuerzo han logrado posicionar a la central de abasto, como un mercado que alberga y ofrece cultura gastronómica y es pieza importante de la cultura popular mexicana.

Aunque la firma sólo marca un primer paso en la búsqueda de ser reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad, y esperan respuesta de la misma en un año aproximadamente, la central de abasto es un baluarte cultural que merece dicho reconocimiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*