Estarás ansioso por leer esto. ¿Qué tan normal es la Ansiedad?

 ¿Alguna vez has sentido miedo por nada, preocupación en exceso, respiración acelerada? Esta nota te interesa…

La ansiedad puede definirse como una anticipación de un daño o desgracia futuros, acompañada de un sentimiento de disforia (desagradable) y/o de síntomas somáticos de tensión. El objetivo del daño anticipado puede ser interno o externo. Es una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite a la persona que adopte las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza.

Es importante entender la ansiedad como una sensación o un estado emocional normal ante determinadas circunstancias y que constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas estresantes. Así, cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo normal de las exigencias del día a día.

Tan sólo cuando sobrepasa cierta intensidad o supera la capacidad adaptativa de la persona, es cuando la ansiedad se convierte en patológica, provocando malestar significativo con síntomas que afectan tanto al plano físico, como al psicológico y conductual

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Tener problemas para conciliar el sueño
  • Padecer problemas gastrointestinales (GI)
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

Si alguna vez has tenido uno o varios de estos síntomas puede que te encuentres en una situación que te provoca inquietud, y al momento que tus preocupaciones disminuyan la ansiedad desaparecerá.

Pero si la ansiedad no disminuye, o sientes que te estás preocupando demasiado y que esto interfiere en el trabajo, tus relaciones y otros aspectos de tu vida, debes acudir por ayuda médica, pues se puede tornar en un trastorno, es posible que tus preocupaciones no se vayan por sí solas y que empeoren con el paso del tiempo si no procuras ayuda. Visita a tu médico o a un profesional de salud mental antes de que tu ansiedad empeore.

Determinar cuál es el mejor tratamiento para la ansiedad depende también a menudo del grado de gravedad que ha llegado a alcanzar el trastorno de ansiedad o de qué tipo de trastorno de ansiedad se trata. En casos excepcionales o si la terapia no es lo suficientemente eficaz para combatir todos los síntomas, un médico prescribirá algún tipo de medicación farmacológica temporal contra la ansiedad.

No es posible prever con certeza las causas para que una persona presente un trastorno de ansiedad, pero puedes tomar medidas para reducir el impacto de los síntomas si te sientes ansioso: pide ayuda, mantente activo; haz ejercicio, lee un libro, practica un nuevo deporte, pero, sobre todo, evita el consumo de alcohol o drogas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*