Los tlacoyos: alimentación con historia, delicia mexicana

En la gastronomía mexicana podemos encontrar una gran variedad de platillos muy ricos en sabor e historia. Los tlacoyos no son la excepción, además de su sabor tan especial, su preparación se envuelve de aspectos históricos y culturales de México.

No cabe duda que la alimentación mexicana es de las más valiosas y reconocidas a nivel mundial, no por nada fue declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2016. Uno de los principales platillos de la gastronomía mexicana son los tlacoyos.

En el diccionario del náhuatl en el español de México el tlacoyo, tlacloyo o tlatlaoyo se define como una empanada romboidal de masa de maíz rellena de frijol, haba, papa, alberjón o requesón.

Para su preparación se pone al calor de un comal la masa cruda que previamente se le dio forma con las palmas de las manos que lo preparan y que ya se le coloco el relleno elegido. Algunas veces se prepara con maíz blanco otras veces con maíz azul. Una vez que se coce la masa, se sirve y se le cubre, normalmente, con crema, queso, salsa, nopales, cebolla y cilantro al gusto… entonces está listo para deleitarnos con su sabor.

Además de delicioso es una comida legendaria. Sus orígenes datan desde antes de la llegada de los españoles al continente americano, se cree que una vez que lo probaron los españoles no dudaron en volverlo parte de su dieta, ¡claro! Sin antes agregarle productos lácteos.

Es toda una tradición mexicana comer tlacoyos y son muy importantes porque son el origen de otros antojitos mexicanos como los sopes, los huaraches y las gorditas. La preparación y apariencia de estos es muy similar. Todos llevan por ingrediente estrella al maíz que en conjunto con otras semillas; como la haba y el frijol u otros ingredientes generan unas auténticas recetas tradicionales y deliciosas.

¿No se te antojo? No esperes más para comer este tradicional antojito mexicano, si vas a algún mercado o tianguis local seguramente podrás encontrarlos, ya que es muy común en esos lugares poder adquirirlos para preparar en tu casa o comer en el momento. Prepáralos añadiendo encima los complementos que más te agraden e incluso puedes innovar y agregarle algún otro guisado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*