Música de viento, más que una tradición, una diversión

La Banda Sinaloense o Tambora Sinaloense, es un género musical tradicional con antecedentes del siglo XIX, aunque es el siglo XX donde aparece el formato moderno del genero en la zona rural de Sinaloa. Es precisamente en esta región donde se le otorga el distintivo de “música de viento” al conformarse por instrumentos en su mayoría de este tipo.

Un género en el cual, predomina una estirpe de origen europeo sobresaliendo así los huapangos, corridos, danzones, pasos dobles, boleros, oberturas, polkas, valses, mazurcas y chotizes, todo esto con adaptaciones regionales. La falta de vías de comunicación en esta región y la ubicación entre la sierra madre occidental y el mar del pacífico, permitieron conservar vigentes los diversos ritmos europeos que lograron llegar a este lugar, se logra observar una similitud entre las bandas francesas y alemanas.

Son precisamente “Los Hermanos Rubio” un claro ejemplo de la música de viento, esta banda surge en 1929, en la Comunidad de La Huerta, Sindicatura de San Benito, en el distrito de Mocorito, Sinaloa. Integrada por familiares ligados consanguíneamente, donde viejos y jovencitos, portaban los apellidos Rubio y Melesio. Inicialmente la banda llevaba el nombre de La Huerta, el cual fue modificado posteriormente.

Esta banda cuenta actualmente con 90 años de trayectoria en los cuales ha logrado conservar el estilo, la tradición y el concepto familiar. A lo largo de estos años ha contado distintos líderes como lo son Gregorio Rubio Pérez, José Rubio Piñones, Cruz Rubio Piñones, Armando Rubio Gutiérrez, Israel Gil Rubio, Víctor Manuel Rubio López, Óscar Rubio hasta el 2018, quienes se han encargado de darle difusión a la música de viento.

Siendo Óscar Rubio el encargado de llevar a la música de viento a una nueva era, plasmándolo así en su última producción discográfica llamada “Una Leyenda Viviente” en 2017 en la cual podemos encontrar temas como “Brisas de Mocorito”, “La Virgen de la Macarena”, “La Puerteña”, “Mocorito Polka” siendo este último tema una composición del Maestro Víctor Manuel Rubio López, otro de los grandes exponentes de la música de viento.

Una de las metas de la Banda Hermanos Rubio es lograr llegar al centenario de su creación, conservando un legado musical con la esencia de la tambora sinaloense, y manteniendo el repertorio musical poniendo el corazón en cada pieza interpretada.

Esto es lo que realmente representa la música tradicional sinaloense, la banda original, no lo que actualmente se tiene como referente como lo son narcocorridos, norteño banda, canciones denigrantes o letras que incluyen violencia o sexo. Se extiende una invitación a escuchar verdadera música de banda sinaloense para poder apreciar y resignificar lo que la banda representa, no solo para Sinaloa, sino para la cultura mexicana, recordando siempre que disfrutar la esencia de esta música es conservar a través del tiempo una tradición.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*