Rockdrigo y el sismo de 1985, la muerte y nacimiento de una leyenda del rock

  • Conocido como el Bob Dylan mexicano, inició su carrera en camiones, esquinas; cantó dentro de reclusorios. Las temáticas que abordaban sus canciones eran los movimientos sociales y estudiantiles, un poco de poesía sobre el amor, la doble moral de la sociedad, las guerras, la pobreza, identidad y violencia.

Un compositor, músico y joven que murió en el sismo de 1985, la mañana del jueves 19 de septiembre. Jamás publicó ningún disco en vida y aún con ellos la figura de Rockdrigo González se ha agigantado al punto que, cada año aparecen más fotos y canciones inéditas suyas.

El mote de “Rockdrigo”, atraviesa con ritmo de tragedia y pasión de culto, la historia de la canción popular mexicana. Nació en 1950 y creció en la Huasteca Potosina. Murió a los 35 años, luego de haber fundado el Colectivo Rupestre y de haber escrito un puñado de canciones.

Monica Maristain asegura que sus canciones “hoy se consideran emblema de un género urbano, crítico y rasposo, que define en gran parte la identidad del defeño o chilango, gentilicios que propician el paraíso y el infierno en forma simultánea, en la también llamada ciudad de la furia.”

La influencia que tuvo de Bob Dylan es innegable como el peso que tuvieron los Beatles en su oído. Además, fue más que musical. La ruptura con la autoridad, la liberación como antecedente necesario para la búsqueda personal son tópicos en común en la historia de Rodrigo: el artista perteneciente a la generación de la posguerra que decide abandonar el hogar para convertirse en músico callejero.

Entre las canciones más famosas del papá de Amandititita destacan:

  1. En La Estación Del Metro Balderas
1. Ama de Casa Un Poco Triste
2. Distante Instante
3. Solares Baldíos
4. Portate Sensato
5. Amor de Teléfono Esquiner

¡A rockear en su memoria!

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*