Si lograr un orgasmo femenino quieres, explorar el punto G tú debes.

El orgasmo ya no debe ser un tabú ni experiencia única de los hombres… conoce el punto G y disfruta un maravilloso orgasmo.

Un orgasmo es el máximo nivel de satisfacción en la excitación sexual, la realidad es que en el caso de los hombres lo más común es que logren llegar a este punto de excitación,  sea ese momento en que sienten que se derriten de tanto placer, pero en el caso de las mujeres esta experiencia está limitada.

¿Cuál es la explicación? La respuesta implica considerar aspectos anatómicos muy importantes sin embargo, se trata de un tema más amplio, pues también tiene gran relación con el entorno socio cultural en el que se plantea.  Durante mucho tiempo hablar en público del orgasmo de la mujer era algo que no sucedía, actualmente existe mucha información a nuestro alcance sobre este tema, no obstante, eso no significa que en la práctica se haya aumentado la experiencia del orgasmo femenino.

Producir un orgasmo a una mujer es una tarea que implica la estimulación de una zona popularmente conocida como punto G, pero ¿Dónde está el punto G? En realidad, la respuesta no es concreta, su localización varía de mujer a mujer e incluso algunos especialistas refieren que existen mujeres que no tienen un punto G.

Annabelle Knight, sexóloga y experta en relaciones de Lovehoney menciona que “La forma más fácil de localizar el punto G de cada una es tumbarse de espaldas e introducir el dedo corazón en la vagina. El punto G suele estar en la pared vaginal frontal, entre la abertura vaginal y el cuello del útero. Debería ser un poco rugoso, casi como la superficie de una nuez”

Así que, sí tú eres mujer procura conocer y explorar tu cuerpo para poder localizar y estimular tu punto G, ya sea a solas o acompañada. Es muy importante que antes de compartir tu cuerpo, tú lo conozcas completamente. En definitiva, es momento de liberarte de viejos tabúes y prejuicios, los cuales deben eliminarse, esto permitirá que nunca más pongas por encima un “esto no es correcto”, “qué pensarían los demás si me vieran” por encima de algo que es muy valioso: el pleno disfrute de tu sexualidad.

Si tú eres hombre, no te deslindes de la responsabilidad que tienes con tu pareja sexual, debes ser muy cuidadoso y atento para poder identificar cómo generarle placer a quien te acompañe en la intimidad. Es momento de dejar de lado el egoísmo, permite que en el acto ambos se sientan felices y sobre todo satisfechos.

Cuando tengas relaciones sexuales con alguien siempre recuerda respetar al otro y mantener una comunicación respecto a lo que les agrada, lo que quieren experimentar y lo que les incomoda.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*