¡Maguey magueyito, danos de tu pulquito!

Beber pulque es toda una tradición mexicana.

El pulque básicamente es la fermentación del aguamiel, la cual se extrae del maguey. Para que esto pueda ocurrir, un agave debe haber madurado por un periodo de entre 7 y 15 años. Una vez perforado el corazón del agave, el aguamiel fluye durante seis meses. Luego de extraer este líquido, se almacena en un tinacal limpio y en el transcurso de uno a dos días se obtiene el pulque o como popularmente se le conoce: la bebida de los dioses.

En torno a la aparición del pulque existen varias leyendas, una de las más conocidas narra que Mayáhuel, una joven que murió trágicamente a manos de su abuela, fue enterrada por Quetzalcóatl brotando sobre sus restos la planta del maguey. Fue así como se convirtió en la deidad del pulque.

El consumo de esta bebida se ha modificado a través de la historia. En los inicios fue utilizado en las ceremonias como bebida ritual y ofrenda para los dioses; con el tiempo se volvió parte fundamental de la dieta de muchos mexicanos, incluso se acostumbraba que adultos enfermos, mujeres recién paridas y niños acompañaran sus alimentos con pulque.

Durante la Independencia de México fue la bebida preferida de la clase campesina y un siglo después comenzaron a ubicarse establecimientos de venta de pulque en la Ciudad de México. Muchos de estos negocios aún los podemos encontrar; por ejemplo “Las Duelistas” “La Hija de los Apaches” “La paloma azul” “El Templo de Diana” “La Risa” “La gloria”

Actualmente la cultura urbana no se encuentra peleada con el consumo del pulque, aunque ahora las motivaciones para consumirlo se asocian, en especial, con la recreación.

Visitar alguna pulquería de la Ciudad de México puede transportarte a décadas atrás pues al interior existen prácticas que se conservan desde su apertura tales como los tradicionales juegos de mesa ¡con sus respectivas apuestas, claro!

Además del entretenimiento, tomar esta tradicional bebida puede dar beneficios a tu salud De acuerdo al Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana de la UNAM, el pulque tiene propiedades medicinales, en especial para el tratamiento de pérdida del apetito, debilidad y ciertos padecimientos renales.

La bebida de los dioses contiene aminoácidos, enzimas, minerales, vitamina C y complejo B; es una bebida diurética; ayuda a controlar el crecimiento de bacterias patógenas intestinales; permite reducir el colesterol LDL; refuerza las defensas, y es efectivo en el tratamiento de ulceras gastroduodenales.

Así que, razones sobran para ir a tomar unos cuantos litros de pulque.

No te pierdas la experiencia de conocer las pulquerías que muchas historias tienen para contar y ¡hasta tu salud te lo va a agradecer!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*