El 8 de marzo no es para “celebrar” a las mujeres, te decimos por qué

El Día Internacional de la Mujer no debería ser un día para celebrar

  • Erradicar la in equidad de género, la discriminación, la desigualdad, el sectarismo, el machismo, es una lucha que las mujeres han enfrentado a largo de la historia, por ello, las féminas piden que más que celebrar el día se reflexione sobre cómo vamos y qué es lo que nos falta para lograr una sociedad más unida y justa.

Ileana de la Cruz, académica de la UNAM e investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), explica que el Día Internacional de la Mujer comenzó a celebrarse por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 8 de marzo de 1975, declarado Año Internacional de la Mujer.

Fue así que esta fecha se definió como un espacio para la reflexión de los avances conseguidos, insistir en los cambios que deben generarse y un reconocimiento a todas aquellas mujeres que, con su valor y determinación, han contribuido desde su comunidad a generar adelantos en materia de igualdad de derechos y oportunidades equitativas en todas las esferas de desarrollo.

La equidad de género es un principio constitucional establecido en el artículo cuarto, tiene como fundamento la obligación de reconocer, proteger, respetar, promover y garantizar los derechos de todas las mujeres. Sin embargo, llevarlo a la práctica no es una tarea fácil, de ahí la necesidad de las mujeres para visibilizar sus problemas cotidianos durante la fecha establecida de conmemoración.

Ellas levantan la voz

Judith Díaz es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM, actualmente colabora en el Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), el proyecto que por antonomasia contribuye y promueve el conocimiento y transformación de las relaciones de género.

Judith es feminista y ha apoyado a las madres de colectivos de mujeres víctimas de feminicidios y desaparecidas. Por ello, dice, el Día Internacional de la Mujer se le hace una celebración curiosa pues le resulta extraña esa necesidad que surge de felicitar a mujeres y regalarles flores, principalmente cuando estamos lejos de ser una sociedad equitativa en la que se respeten los derechos básicos y donde 8 mujeres son asesinadas al día.

Desde mi perspectiva, el Día Internacional de la Mujer no debería ser un día para celebrar, sino para reconocer que históricamente las mujeres hemos tenido que enfrentar discriminación, disparidad, opresión e injusticia y que la lucha por una sociedad más igualitaria aún es larga”.

Reconoce es que esta conmemoración permite detenernos para conocer los retos a los que el género femenino se ha enfrentado a lo largo de los años y la lucha de tantas mujeres valientes que nos heredaron un mundo más equitativo y menos adverso, pero no completamente justo. También es un día excelente para considerar la misoginia y el machismo que tienen un lugar constante en nuestra cultura y que le cobra la vida a cientos de mujeres en México al año.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*