¿Tú meta es bajar de peso? 4 ejercicios alternativos.

¿Nuevamente tu propósito de año nuevo fue bajar de peso? ¿Cuántos años llevas con el mismo propósito? Seguramente año con año tu meta es la misma, bajar esos kilos demás que las fiestas decembrinas dejaron a su paso.

La ciencia menciona que no puedes cumplir tu propósito, ya que está mal enfocado y lo visualizas a corto plazo, por esta razón muchos pierden el interés al no ver resultados rápidos en ejercicios comunes como el gimnasio, correr, clases cardiovasculares o dietas rigurosas, las cuales exigen un compromiso continuo.

Algunas personas buscaron otras alternativas para cumplir su meta, ejercicios que no exigen mucho tiempo ni un desgaste físico mayor, estas tendencias son aceptadas en ciudades grandes, donde la población tiene demasiadas actividades y tiempos reducidos.

Existen diferentes formas de ejercitarse que llevan el cuerpo al límite, sin necesidad de consumir tanto tiempo:

Body combat y Body Attack: Es un programa basado en artes marciales y técnicas de combate, potenciado con ejercicios aeróbicos, trabajos de fuerza y resistencia, mejorando la capacidad aeróbica y pulmonar, la presión sanguínea, reduce el colesterol y frecuencia cardiaca en reposo, por otro lado, mejora la masa ósea, la resistencia muscular, la fuerza, la destreza física, el equilibrio y el centro de gravedad.

Crossfit: Es un programa de entrenamiento constante de alta intensidad que se basa en movimientos multiarticulares y trabaja agilidad, velocidad, coordinación, equilibrio, fuerza, potencia, precisión, resistencia cardiorrespiratoria y muscular.

Power Jump: Es un programa que utiliza la gimnasia combinada con una serie de movimientos simples en un mini trampolín o cama elástica, es recomendable para cualquier persona pues no lleva una sobrecarga física que llegue a generar lesiones posteriores. Mejora la celulítis, la circulación sanguínea y la digestión, tonificando piernas, glúteos y abdominales.

Entrenamiento Funcional: Es una serie de ejercicios enfocados a cumplir un objetivo físico, adapta una serie de rutinas para mejorar la fuerza y el acondicionamiento, integra todos los movimientos naturales del cuerpo, como correr, saltar y caminar a una velocidad continua.

Ahora es tu turno de elegir el ejercicio que mejor se acople a tus necesidades y que te permita realizar las actividades que tienes programadas para tu día a día.

¡Ya no hay excusas para cumplir esa meta de año nuevo!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*