Cuicuilco: un espacio de relajación en la urbe.

Sabor a historia sin salir de la ciudad

  En un ciudad tan ajetreada y rápida como lo es la Ciudad de México, son necesarios diversos espacios en los cuales estas características urbanas no influyan tan drásticamente como en su entorno, por tal razón estos espacios recreativos se vuelven indispensables para aquellas personas que buscan escapar del estrés citadino y relajarse sin salir de la Ciudad.

La zona arqueológica Cuicuilco ubicada en la esquina de Insurgentes y Periférico sur en la alcaldía de Tlalpan, es un espacio dedicado al aprendizaje histórico de la cultura mexicana, y ofrece un escaparate de relajación y tranquilidad entre el tumulto urbano que la rodea, abierta de lunes a domingo de las 9:00 a las 17:00 horas.

Entre sus atracciones más importantes se encuentra la gran pirámide circular la cual data de la era “protourbana de las sociedades mesoamericanas”, según estudios realizados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es decir, es un monumento que fue construido antes de los grandes asentamientos urbanos de esa era, tales como Teotihuacán.

Para fortalecer el conocimiento histórico de esta zona arqueológica, el museo de sitio muestra una exhibición permanente sobre los hallazgos que se han realizado dentro de la zona, mostrando la historia de la que se considera una de las ciudades más antiguas de la cuenca de México, y hasta donde se tienen registros es el primer gran centro cívico religioso del altiplano mexicano.

El parque ecológico de la zona arqueológica Cuicuilco, es un espacio en el que se puede pasar un día en familia, para poder relajarse y alejarse del estrés citadino que abunda en el ambiente urbano, un lugar en donde se pude disfrutar de los sonidos que la naturaleza ofrece, un espacio que inspira tranquilidad en medio de una ciudad tan movida como lo es la Ciudad de México.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*